viernes, 25 de noviembre de 2011

Estrategias de prevención del Bullying:









La prevención de la violencia escolar tiene elementos generales, que se aplican a la prevención de la violencia a todo nivel, no sólo el bullying y que son aquellos que permiten potenciar los factores protectores y disminuir los factores de riesgo. La potenciación de factores protectores se logra con: fomentar relaciones familiares cálidas y empáticas; utilizar modelos parentales no violentos; fomentar el desarrollo de grupos de pares positivos; lograr adecuada autoestima, confianza y asertividad y aprender a manejar en forma adecuada la rabia, así como estrategias de solución de conflictos. La disminución de los factores de riesgo se logra estimulando la participación en actividades socialmente aceptadas, con fomento de “habilidades para la vida”; limitando la exposición a medios de comunicación violentos y discutiendo esto dentro del hogar; y regulando el acceso y disposición de armas, en los lugares en que esto es un problema, como en los Estados Unidos.



La prevención también tiene aspectos específicos. En primer lugar, se debe considerar los aspectos relevantes según el nivel evolutivo: preescolar, escolar y adolescencia. En el adolescente, siempre se debe recordar que el bullying, y la violencia en general, se enmarcan dentro del gran rubro de las conductas de riesgo adolescente, junto al consumo de sustancias y a las conductas sexuales de riesgo y es importante recordar que las conductas de riesgo adolescente se asocian y potencian, creando clusters o perfiles de riesgo. El conocimiento de estos perfiles permitirá estratificar el riesgo y diseñar las estrategias de intervención y de prevención más adecuadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada